sábado, 24 de agosto de 2013

¡Cuidado con las clases de patchwork!

Tengo una espina clavada con el patchwork. El verano pasado, en julio, me apunté a un mes de clases en una tienda. La experiencia fue muy mala. Aprendí muy poco y me sentí totalmente desatendida. Para empezar, creo que es una mala idea ir a clases de patchwork o de cualquier otra cosa a una tienda, a menos que la profesora y la dependienta sean personas diferentes. La mayor parte del tiempo me lo pasé esperando a que mi profesora me atendiera, porque se pasaba las tardes vendiendo y cortando telas para todo el que entraba por la puerta. Hubo un día en que llegó a estar HORA Y MEDIA eligiendo y cortando telas para una señora que quería hacerse una colcha. Las demás alumnas tenían trabajo para coser y no les importó, pero yo era novata y realmente necesitaba una profesora que me fuera explicando los diferentes pasos a medida que iba avanzando. O quizá, simplemente, soy muy lenta y torpe. En cualquier caso, hubo días en los que me fui de allí habiendo cosido cuatro cosas y encima mal cosidas, porque no tenía a nadie que me ayudara. Me sentía frustrada, porque cada vez que hacía algo mal ella me decía que lo descosiera y lo rehiciera, pero no me ayudaba ni me miraba para decirme qué era lo que estaba haciendo mal, de modo que cuando terminaba me volvía a decir que estaba mal y que volviera a hacerlo. Mientras tanto, ella seguía atendiendo la tienda, y yo venga a coser y a descoser como una estúpida.
 
Por otra parte, desde el principio dejé bastante claro que quería aprender a coser a máquina, para así poder utilizar la que tengo en casa. Pues bien, mi profesora me tuvo cosiendo a mano desde el primer día, pero cuando en septiembre empezó una chica nueva, a ella sí la sentó desde el principio delante de la máquina. Sé que suena a celos de patio de colegio, pero es lo que ocurrió. Creo que no tenía interés en enseñarme porque sabía que yo no le iba a comprar una máquina nueva, mientras que la otra chica no tenía máquina y era una potencial compradora. Lamentable. Volví a decirle que yo también quería aprender a coser a máquina, y entonces accedió a enseñarme de mala manera. Abandoné dos semanas después, harta y aburrida de su particular forma de enseñar.
 
Espero retomarlo en algún momento, pero lo que tengo claro es que iré a clases a una academia o a una tienda seria, porque lo que no se puede es estar vendiendo, enseñando y al mismo tiempo cotilleando. Porque esa es otra, que ya el primer día me contó su vida y milagros y pretendía que yo le contara la mía.

En resumen: no os recomiendo en absoluto que vayáis a aprender a una tienda, a menos que tengan a una persona para atender a los clientes mientras dura la clase. Por otra parte, mucho cuidado con lo que os venden, porque la profesora-dependienta os intentará vender todo lo que pueda, sin importarle si lo necesitáis para la labor que estáis realizando o no. Yo me gasté cien euros en dos meses de clase y cerca de otros cien en telas y materiales. Tiempo y dinero perdidos.

Eso sí, YouTube tiene unos tutoriales estupendísimos. Y la blogosfera es un gustazo.

(Mi profesora se quejaba de la competencia desleal de la gente que enseña en internet sin cobrar nada, colgando vídeos y tutoriales... ¡¡hay que tener valor!!)
 
 
 
 

11 comentarios:

chema dijo...

no sabía que existía esa opción para aprender a bordar. supongo que ser profesor de algo requiere prestar cierta atención a los alumnos. una dependienta de una tienda, hay días en los que tiene mucho lío con los clientes. sobre todo cuando entra alguna señora que quiere que le enseñen la tienda entera, jeje.
ánimo, si lo sigues intentando encontrarás la manera de aprender. y de algo te habrá servido lo que practicaste el año pasado, aunque te parezca que no.

Geno dijo...

Me parece muy fea la actitud de tu "profe", si estamos a dar clase,demos clase y si despachamos, despachamos pero las dos cosas son incompatibles, eso está claro. Yo te diría que lo intentaras con los vídeos, blogs y preguntando a gente con un poco más de experiencia. Así empecé yo y aunque no llevo muchos trabajos lo que he hecho no me ha quedado mal (modestia aparte jejeje) A lo mejor se te da bien y te ahorras volver a pasar por otra experiencia así

Candela. dijo...

Para estar así, mejor aprende tú sola. El patchwork es tarea sencilla, no requiere más que imaginación. Yo de tí para aprender a usar la máquina en casa cogía algunas telas viejas y a practicar!!

Shirat dijo...

La verdad es que ya sabía bordar y hacer algunas pequeñas cosas, pero me apetecía apuntarme a unas clases para aprender cómo poner cremalleras, biés y en general aprender a "rematar" labores que ya tengo hechas. Al final resulta que en las clases aprendí a acolchar y a hacer aplicaciones pero sigo sin saber cosas básicas. En fin, lo que decís. Estoy tirando de tutoriales, vídeos y demás.

Lo de usar la máquina por mi cuenta y empezar a trastear ya lo había pensado, pero es que no sé ni cómo se enhebra y me da un poco de miedo, por eso me apunté a unas clases. Por otra parte, es una máquina que lleva diez años sin usarse (desde que murió mi abuela), y creo que sería conveniente llevarla a algún sitio a que me la acondicionen un poco antes de empezar a coser. La cuestión es que me apunté a clases para ver si se me daba bien la costura y me compensaba el arreglar la máquina.

En fin, ya os contaré si finalmente hago algo. Yo sigo cosiendo, pero luego siempre estropeo la labor al final: al rematar esquinas, poner una cremallera o alguna otra cosa por el estilo. Es una pena, pero ya iré aprendiendo.

Gracias por pasaros. Mua!

Merchi dijo...

Desgraciadamente hay gente que en sus negocios solo piensa en ganar dinero. Y sí, cuando montas algo se supone que es para ganarte la vida con ello, pero hay tanta desfachatez en algunos casos. A mí me pasó algo así en una clínica privada de rehabilitación. Pagas un dineral y al final te quedas a cuadros. Yo con la máquina de coser igual que tú, lo llevo fatal, no se como meter el hilo siquiera, jajajaja... Ánimo que seguro que en cuanto te pongas a ver videos vas cogiendo el tranquillo al asunto. Besitos.

Inma dijo...

Este invierno he hecho un montonazo de cosas tirando de vídeos, blogs y sobre todo amigas, pero este curso que empieza sí me gustaría ir a alguna parte porque para el patchwork geométrico necesito ayuda. Creo que hay clases en mi pueblo porque lo que tengo claro es que no voy a desplazarme a Madrid.
En todo caso me alegro de encontrarme contigo por aquí aunque el motivo sea tu pérdida de tiempo y dinero.

Shirat dijo...

Merchi, tenemos que animarnos con la máquina y quitarle miedo.

Inma, yo también me alegro de encontrarte. A ver si tienes más suerte que yo con las clases y no te toman el pelo.

carmen gutierrez dijo...

Vaya telaaa que estafaaaa vams que seguro te pillas un video de youtube sobre pachtword y aprendes mas pero seguro que bien que te cobraria la buena señora. Besossss

Marta Lopez dijo...

Chicas es mejor aprender a base de tutoriales.yo tambien tengo mala experiencia con las clases y tarde solo un mes en irme.me gaste mucho dinero para nada.

Marta Lopez dijo...

Chicas es mejor aprender a base de tutoriales.yo tambien tengo mala experiencia con las clases y tarde solo un mes en irme.me gaste mucho dinero para nada.

Shirat dijo...

Pues sí, así es. Con los tutoriales se aprende muchísimo.

De todas formas, el verano que viene lo volveré a intentar en otro sitio. Ya os contaré.

 
Como decía Scarlett:. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino